Beneficios de Kiwi | Liza Martínez



Por: Elizabeth Martínez / Confesiones de una Nutrióloga


Se sabe que el Kiwi es una de las frutas más ricas en vitaminas, polifenoles y que además cuenta con un fuerte poder antioxidante.


Con esto en mente, un grupo de investigadores quisieron analizar la relación entre el consumo de kiwi y los valores de plasma en sangre, fibrinógeno y la resistencia a la insulina. El estudio se realizó en España en adultos en un contexto de una dieta normal y actividad física, se seleccionaron 1469 personas (892 mujeres, 577 hombres,) los cuales fueron divididos en 2 grupos para su análisis de acuerdo a su consumo de kiwi (más o igual a 1 kiwi a la semana o menos de 1 kiwi/semana).


Lo que se encontró fue que el grupo que consumía por lo menos 1 kiwi por semana, presentó una menor concentración de fibrinógeno en plasma, triglicéridos, aumento en los niveles de colesterol HDL (colesterol bueno) y disminución de la resistencia a la insulina.


El fibrinógeno tiene un papel importante en procesos fisiopatológicos del cuerpo, que incluyen inflamación, aterogénesis y trombogénesis . Los efectos benéficos encontrados en el consumo de kiwi sobre el fibrinógeno son independientes de la edad, sexo, obesidad, actividad física y consumo de alcohol que son características determinantes para la concentración de fibrinógeno en el cuerpo.


El colesterol HDL evita que el colesterol malo se acumule en exceso en el interior de las arterias previniendo la arterosclerosis que es la causa del infarto al miocardio, angina de pecho u otras enfermedades como infartos cerebrales, tiene propiedades antioxidantes, lo que es importante porque el colesterol al oxidarse lesiona las arterias. Así que entre mayor es la cantidad de HDL en el cuerpo mejor.


Resistencia a la insulina, la insulina es una hormona producida por el páncreas que ayuda a que la glucosa (o azúcar), de los alimentos, pueda entrar a las células y obtener energía para nuestro cuerpo. Cuando por ejemplo comemos algo, la cantidad de glucosa aumenta entonces el páncreas debe producir más insulina para que esta glucosa entre a las células (es como la llave), se transforme en energía y se utilice para diferentes funciones en el cuerpo. Si alguien presenta resistencia a la insulina, por más insulina que el páncreas produzca para que la glucosa entre a las células, esto no sucede entonces aumenta la glucemia, junto con la necesidad del páncreas de producir más insulina. Si la situación sigue termina en prediabetes y luego diabetes tipo 2.


Algunos beneficios encontrados en otros estudios relacionados al consumo de kiwi incluyen, efectos preventivos contra el crecimiento de células cancerígenas, daño oxidativo del ADN, propiedades antiinflamatorias y protectoras cardiovasculares.


Creo que ya hay muchas razones por la cuales aumentar tu consumo de kiwi o por lo menos comerte 1 a la semana.


Elizabeth Martínez, Licenciada en Nutrición, Maestra en Nutrición Clínica. Plant based diet.